Al caer la noche miro al cielo y veo la luna y las estrellas,
manto mágico que nos envuelve,
que nos transporta a algún lugar y nos hace soñar.
Mientras camino rodeada de gente maravillosa,
sin explicación me emociono y recuerdo nuestro objetivo y nuestra lucha.
Me vuelvo a emocionar pensando en lo cerca que estamos de llegar a nuestro objetivo…
En ese mismo instante miro al cielo,
y como algo mágico cruza una preciosa estrella fugaz,
rápidamente formulo mi deseo,
nuestro deseo.
qué bonito es caminar en la noche pudiendo mirar al cielo lleno de esperanza y de futuro.
Qué fácil es pedir a las estrellas,
qué hermoso es poder contemplarlas.
Mientras pedía el deseo, me venía la imagen de mi niño de 10 anos cayendo ante mis ojos en la puerta de mi casa rompiéndose así las paletas.
Pero tiene tanta fuerza… Es un luchador increíble, como todos y todas vosotras.
Cada vez miro más al cielo intentado buscar respuestas.
Cada vez veo más cerca la última recta.
Nosotros juntos formamos un cielo lleno de luz, porque cada uno con nuestra aportación y nuestra lucha somos estrellas.
Estrellas que iluminan el camino que cada vez ansío, ansiamos, tener más cerca.

Nerea Gómez Arroyo

El equipo STOP-FA 

Compartir en: